Felices Pacuas: Carlos Antonio Gorosito

Saladillo/BA. Recibimos y Publicamos: Jesús, Cristo o el Mesías para quienes nos consideramos católicos, es el Hijo de Dios hecho hombre. Su encarnación, es el que vino a este mundo y entrego su vida como precio de rescate por todos nosotros muriendo en la cruz. Aún muchos de los que se consideran ateos o agnósticos consideran a Jesús de Nazaret como una de las figuras centrales de la historia de la humanidad. En la Pascua de la Resurrección Jesús vence a la muerte y por lo tanto es el triunfo de la vida sobre esta. La fecha que celebra la grey católica no es una fecha más, es una fecha que adquiere gran centralidad porque nos convoca a encarnar en nosotros mismos el mensaje del Hijo de Dios que nos convocó a la no violencia, que nos convocó al amor fraternal, que nos convocó incluso a amar a los que hacen el mal, es decir amar al prójimo como a uno mismo. En las bienaventuranzas o Sermón de la Montaña esta la esencia del mensaje evangélico, que ha sido recogido por muchos padres de la iglesia y los sucesores de Pedro como el Papa Paulo VI que en su Encíclica Populurum Progressio nos llama a construir la “Civilización del Amor”. No se trata solo de practicar los ritos establecidos por el catolicismo, se trata de pregonar y hacer todo lo posible en el marco de la imperfección humana para poner en práctica el mensaje del Salvador. Recordemos que en el Evangelio según San Mateo nos dice:” No son los que me dicen: “Señor, Señor”, los que entraran en el Reino de los Cielos, sino los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo” (Mateo 7: 21-22). ¿Cuál es entonces la voluntad de Dios?. Sin duda alguna, construir un mundo mejor. Y esto es un imperativo moral de todos los seres humanos cualquiera sea la religión que profesen, incluso lo es también de aquellos que se declaren ateos o agnósticos. En estas horas en los templos y fuera de ellos, seguramente nos estamos deseando recíprocamente: !Felices PAscuas!, pues que no sea una expresión más, que esta fecha sirva para que todos pongamos un poco de amor y sensatez en un mundo cada vez más convulsionado. Que el mensaje de Jesucristo, el que murió y en muerte de Cruz, sirva para que lo más rápidamente posible todos hagamos de este mundo, un mundo digno de ser vivido. Porque hoy todavía tienen vigencia aquellas palabras que pronunciara el gran Martín Luther King” Hemos aprendido a nadar como los peces, hemos aprendido a volar como los pájaros, pero no hemos aprendido el sencillo arte vivir como seres humanos”. Como enseña Erich Fromn en su libro “El Arte de Amar”: el amor es un arte y hay que practicarlo. Todavía estamos a tiempo y Jesús nos está formulando una vez más la invitación, lo hace todos los días y en particular en esta Pascua de Resurrección. Es posible la “Civilización del Amor”, de nosotros y solo de nosotros depende. Como dice el Papa Francisco: “Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio”. ¡Felices Pascuas !

Carlos Antonio Gorosit o  – Ex – Intendente Municipal de Saladillo.

DSC_0186 DSC_0139 RICO PAN A a

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *